El reencuentro consigo misma a través del silencio y la quietud.
  1. A medida que crezca el silencio dentro de ti, te revelará realidades profundas sobre ti mismo/a, como sabiduría, paz, gozo…
  2. Cierra los ojos, busca el silencio durante un rato y observa lo que el silencio te ha revelado, de lo que te estés dando cuenta, de tu postura, de alguna tensión corporal, de alguna preocupación …
  3. Es muy valioso que hayas caído en la cuenta de todo esto. La calidad de tu toma de conciencia es muy importante.
  4. A medida que tu silencio sea más profundo experimentarás una relación más íntima contigo mismo/a, encontrarás calma, sosiego, paz..
  5. Descubrirás un conocimiento profundamente intuitivo contigo mismo/a, una revelación que te llenará de gozo
Silencio ambiental
  1. Encuentra un lugar acogedor, armonioso, bello para ti … Que te inspire Paz.
  2. Adquiere una postura cómoda y cierra los ojos.
  3. Céntrate en tu oído y presta atención a los sonidos del ambiente durante 3 minutos.
  4. Distingue sus matices, su fuente de origen… Con curiosidad, con asombro, con agradecimiento.
  5. Si te viene algún pensamiento déjalo pasar, como una nube que el viento se lleva.
  6. Y ponle nombre, “Estoy pensando en” …” Me estoy acordando de…”
  7. Y vuelve suavemente al “oído” …
  8. Te relajas cuando llegas y permaneces en los sentidos.
  9. Cuando abras los ojos, date cuenta de tu experiencia, seguramente te encontrarás más tranquilo, más tranquila.
  10. Y tu mente se habrá serenado

Begoña Aguirre Palacio